viernes, 30 de enero de 2009

Lasaña de piquillos y calamar















Yo reconozco que no soy fan de Arguiñano y me siento más afín a cocineros como Arzak, Berasategui o Roca pero esta vez me sorprendió con un plato que hizo hace unas semanas.

La estructura del plato se basa en dos partes fundamentales, los pimientos del piquillo ejerciendo de placas de lasaña y los calamares y verduras para el relleno y salsa.

Ingredientes (para 2 personas):
2 calamares medianos.
2 tomates rojos grandes
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
8 pimientos del piquillo aprox.
Tinta de calamar (la puedes encontrar congelada en Mercadona)
Harina
Leche
Nuez moscada
Aceite
Azúcar
Sal
Tiempo estimado total: 45min - 1 hora


Lo primero que haremos será abrir por la mitad los pimientos del piquillo. En una fuente de horno pintada con aceite los situaremos distribuidos uniformemente sin que se superpongan unos con otros. Pondremos una pizca de sal (no mucha), una pizca de azúcar para matarla acidez y un chorreoncito de aceite. Esta maravilla, la meteremos en el horno a 180º durante 15 min aproximadamente. Tened cuidado que no se quemen.
Mientras que los pimientos están en la sauna, picaremos la cebolla, el ajo y el tomate y, en una olla a presión a modo de cacerola con un poco de aceite, haremos que se conozcan. Cuando este sofrito de toda la vida este en su punto, pondremos los calamares bien limpitos dentro. Cerraremos la olla y la pondremos en la pesa 2 durante 10 minutos (no olvidéis que el tiempo empieza a contar desde el momento que sube la pesa).Una vez finalizado este tiempo, sacaremos los calamares (que deben estar muy tiernos) y los picaremos. El tomate, cebolla y ajo lo pasaremos por la batidora, consiguiendo una salsa. A esta salsa vamos a darle un color negro, negro y esto lo conseguiremos con la tinta de calamar. Cuidadín con esta que no solo es colorante sino salada. Por eso, no se le pone sal a la salsa cuando se esta haciendo. Con dos paquetitos pequeños de tinta congelada basta y sobra.
Antes de añadir la tinta, cogeremos un poquito de salsa y la mezclaremos en un cuenco con el calamar picado. Esto es solo para que el calamar se quede con un color menos asustado.
Haremos una bechamel con la harina, leche y nuez moscada pero no voy a explicar como ya que supongo que todos sabemos hacer bechamel.
Supongo que en este momento los pimientos del piquillo ya habrá finalizado su sesión de rayos por lo que empezaremos a montar la lasaña.
Montaremos lasañas individuales y puede ser bueno ayudarse de aros de emplatar, ya sea comprándolos o construyéndolos con papel de aluminio (yo opto por la segunda opción que es mas barata y te ahorra tener toda la cocina llena de mini-trastos). Volvemos a pintar la fuente del horno que utilizamos para los pimientos y ponemos una capa de pimientos.Justo después ponemos la capa de calamares y un poco de bechamel. Volvemos a poner otra capa de pimientos, calamares y bechamel y finalizamos con pimientos.Meteremos en el horno estas lasañas para que se calienten antes de emplatar (180º - 5 min aproximadamente).
Para emplatar pondremos una fina capa de salsa en el fondo del plato y la lasaña justo en medio. Es un plato que os gustará y os sorpenderá por su diversidad de colores y sabores.

1 comentario:

Pedro dijo...

Con esto nos hubiesemos llevado el primer premio en los peroles de ETEA tiempo atras.